Que puedo decirte II

Y que puedo decirte cielo desde aquí:
Siempre el otro lado del silencio.
Que puedo decirte
Si los días son confusos
Y las letras comienzan a desfigurar tu ser. 
Porque al verte allí en mis letras
Pasadas por noches y desvelos
Tú mutas y te conviertes cada vez más en un cielo:
El sereno. 
Y si, 
Suelo ser descarado, suelo ser frío: como tú,
Y sé que suelo amarte con locura pasional: como tú. 
Por eso estoy pensando en no dejarte.
Por eso eres mi Literatura eterna. 
Por eso creo que el túnel (como el de Sábato) 
Ha vuelto a oscurecer, a titilitear 
A volverse feo, asqueroso, mugriento. 
Y digo que soy feliz. 
(Ja!)
Sé que no puedo mentirte
Sé que me amas con amor irreversible. 
Pero cielo,
Hay veces que no alcanza,
Hay veces que es todo lo que tengo. 
Que te digo
Si los días aquí cada vez son más eternos, lentos, viejos.