Mi niña

Mientras el mundo busca un salvador
Y las miles de guerras estallan por montón,
Nuestros días son milenios
Y los kilómetro eternos.
Duele cada día al levantarnos
Que la distancia se interponga entre los dos,
Que las mareas siempre sean lejanas,
Y que tus manos están
Al otro extremo de mi vida cotidiana.
Duele; pero que más da.
Mi niña:
Hasta ahora hemos sobrevivido batallas, guerras
Y parece que nuestro amor rompe cualquier frontera.
Parece que al no ver un punto verde en nuestro ordenador
Muriéramos de una enfermedad que no tiene nombre, ni forma.
Si, es duro;
Pero es el precio de este amor sincero. 
Y desde aquí,
Desde un lugar de silencios y pensamientos eternos,
Te escribo versos, te mando besos
Aún te espero con un te quiero.
Es duro vivir sin vos ya, es duro.
Parece que hemos roto los estándares.
Parece que no hay reversa,
Parece que solo estás en mi mente.
Si, porque este amor será leyenda.
Si, aquel amor lleno de guerras
Del que nos empapamos al recordar al otro
Siempre allá;
En la deriva eterna, lejana, incierta.
Ah, y una vez más: te amo mi niña.