Hemos decidido huir

Dulce ángel azul:
¿Cómo estás?
Espero que andes bien.
Aunque tú y yo sabemos que todo esto es mentira;
Una mentira que hicimos verdadera: que lindo poema. 
Amor, no sabes cuánto te extraño,
Cuando te deseo, cuanto te amo.
Pero tuvimos que entender que esta vida no es fácil,
No es como uno quiere.
Pero allí la magia niña de mi vida, de mi vida.
Amor: hemos decidido huir.
¿Por qué?
Infinidades de razones corazón.
La mayor, como sabemos, es esa distancia que nos asesina lentamente.
Ya las palabras nos alcanzan y las visiones son más claras. 
Vos y yo crecemos a cada momento,
Por eso sabemos que tenemos que huir o reingresar
A la vida social; carnal. 
Las distancia nos ha ganado, o esta a punto de hacerlo.
Más, somos tercos y necios;
Por eso nos negamos a perder.
Huimos a cuerpos cercanos, tangibles para que al otro día
Al ver la misma pantalla de siempre
Podamos decirnos un te quiero o un te amo. 
Nos queremos tanto que sencillamente nos enamoramos 
Para mantener vivo este secreto perfecto.
Dulce amor perfecto;
Porque el amor es libre y cansa al momento.
Pero tú y yo sabemos que hemos roto los esquemas,
Y que por ahora tan sólo huimos a aquella cosa a lo que llaman:
Amor de lejos.