Cuéntame

¿En dónde estabas escondida?
Oh, dulce niña. 
Tú que eres, y serás la inspiración
De este loco poeta, cuéntame.
¿En dónde se posaban tus melodiosas alas?
Aquellas que le dan esperanza a este ciego caminante de la vida incierta.
Musa de mil de inspiraciones y rimas; cuéntame
En que linda repisa se guardaban tus inigualables besos,
Aquellos que a la distancia infinita
Me saben a cocoa y milanesas recién hechas.
Salvación mía; llegaste a mi vida en tiempos tan difíciles,
Tan oscuros, tan desesperanzados
Que tu tierna sonrisa,
Pintada de mil estrellas fugaces color ocre
Es todo mi vida en estos momentos;
Y es en lo único que creo.